Libros

Hoy se celebra el día de la publicidad y os dejo como regalo, la opinión que tengo de la mayor parte de ella en mi libro Instituto Tavistock.

El mundo de la publicidad Identidad

EL MUNDO DE LA PUBLICIDAD

La televisión es el medio más eficaz de aplicar lavado de cerebro, pero no el único. La avenida Madison de Nueva York, epicentro de la publicidad, también ha aportado su granito de arena, y por extensión el «culto a los famosos» contribuye a difundir ampliamente lo que Tavistock quería que creyéramos. En los años veinte, Edward Bernays convirtió la propaganda de tiempo de paz en relaciones públicas. Las relaciones públicas crearon la sociedad de consumo, que, según se decía, iba a ser la guinda de la tarta del capitalismo de libre mercado, con la introducción de los patrocinios de famosos y la colocación de productos. Las relaciones públicas consolidaron las teorías de la psicología de masas y los planes que tenían las empresas y los políticos de influir en las creencias del ciudadano medio apelando, por encima del intelecto, directamente a las emociones y a los instintos.

«La gente ya lleva más de cincuenta y cinco años viendo anuncios publicitarios que, mediante un inteligente uso de imágenes y de música, intentan manipular los impulsos subconscientes y los instintos para vender productos. La mayoría dura menos de un minuto, pero contienen numerosas imágenes y a menudo una música repetitiva y pegadiza.»[77] Es una fórmula sencilla. Si usted es una persona joven de la cultura occidental, la publicidad satisface las necesidades informativas que tiene usted respecto de hacerse mayor y vivir la vida. Si lo analiza, verá que, en lo que se refiere al estímulo emocional y no racional, prácticamente no hay diferencia entre ver series de televisión y ver publicidad en la televisión. Las dos cosas venden un punto de vista. Sin charlas, sin clases. Sin decirnos esto es lo correcto y esto es lo incorrecto. Se limitan a expresar, a través de las experiencias ajenas, cómo es o cómo puede ser la vida para el grupo de población al que va dirigido. Es muy posmoderno y muy engañoso. La realidad funciona, porque, como tal, puede ser orquestada y manipulada.

Uno de esos puntos de vista puede ser, fácilmente, la nostalgia. La nostalgia, como en Cuéntame cómo pasó, es una cosa interesante, actúa como un pasado común que une a las personas que pertenecen a esa época o a esa generación en particular. Si se utiliza correctamente, también puede resultar muy práctica para manipular a la gente. Esto los publicistas lo descubrieron hace mucho, y puede que sea ésa una de las razones de que en estos diez años hayan vuelto a estar de actualidad determinadas modas y tendencias de las tres últimas décadas.

A juzgar por lo que aparece en la publicidad hoy en día, puedo deducir que hay personas creativas, que poseen recursos y carecen de escrúpulos, intentando constantemente descubrir qué cosas valora más la gente, para a continuación buscar la manera de vincular su producto a las estrellas.

Continúa leyendo »

El próximo sábado 21 de enero estaré de 19:00 a 20:30 en Casa del Libro Gran Vía firmando ejemplares de Instituto Tavistock. Dirección: Casa del Libro. Calle Gran Vía 29, 28013 Madrid. Teléfono: 902 026 403

Nota añadida: ‎(Admin) Durante la firma de libros de mañana sábado en Casa del Libro Gran vía, se regalarán dos libros firmados por Daniel de Instituto Tavistock. ¿Cómo? Miren el enlace.

http://noticiascasadellibro.es/2012/01/dinos-la-contrasena-y-llevate-un-libro-firmado/

Daniel Estulin firma Instituto Tavistock en Casa del Libro Gran Vía Daniel en casa del libro

Durante la firma, se regalarán dos libros firmados y dedicados por Daniel Estulin

Las dos primeras personas que le digan a Daniel Estulin la contraseña, se llevarán los libros!

¿Qué contraseña?

Muy fácil… o no tanto… Sólo hay que contestar a esta pregunta… Y decírsela a Daniel cuando llegue tu turno en la firma de libros.
“La Tierra de la Memoria” ha sido siempre el objetivo principal de las operaciones de control mental y de contrainsurgencia. ¿Cómo se llamaba el programa de control de la mente asociado a LA TIERRA DE LA MEMORIA?
-

¿Sabes la respuesta?

¡Suerte!

Entrevista sobre Instituto Tavistock con Víctor Riverola Daniel Estulin Tavistock 1

Fiel a sus ideas y a su nervio como periodista de investigación todo terreno, Daniel Estulin nos presenta, justo antes de la Navidad (sin duda puede ser un buen regalo en cualquier época del año) su último ensayo dedicado al misterioso Instituto Tavistock, su obra más ambiciosa y reveladora desde La verdadera historia del Club Bilderberg. Estulin nos descubre el Instituto Tavistock, un organismo real situado en Essex, al este de Londres (Inglaterra). Considerado el máximo centro mundial de control mental, fue creado durante la Segunda Guerra Mundial bajo los auspicios de la familia Rockefeller, aunque como clínica ya existía desde los años veinte. El instituto buscaba (y sigue buscando) controlar el destino a nivel mental de todo el planeta y cambiar de paso, el paradigma de la sociedad contemporánea. – “Todo lo que ha habido desde la Nueva Izquierda hasta el Watergate, Vietnam, los Papeles del Pentágono, el movimiento hippie, el movimiento contra la guerra y la contracultura de las drogas, el rock y el rap, han sido proyectos de ingeniería social planificados de antemano”, asegura Estulin.

Prestigiosos sociólogos, psicólogos, psiquiatras, antropólogos e intelectuales trabajan intensamente desde hace décadas para someter a la población mundial a los intereses de una élite integrada por poderosos miembros de la oligarquía. John Rawling Rees, maestro de la guerra psicológica, Kurt Lewin, padre de la dinámica de grupos, y Aldous Huxley, autor de Un mundo feliz, fueron algunos de los ideólogos que a mediados del siglo XX dieron forma a las técnicas de manipulación psicológica de Tavistock. En los albores de esta conspiración tampoco faltaron destacados científicos nazis que compartieron con Tavistock las estrategias de control mental que habían desarrollado durante el régimen hitleriano. Algunos programas incluso llegaron a trabajar el comportamiento de la personalidad en soldados y civiles, desarrollando personalidades multiples.

Pero el último libro de Estulin no se limita a mostrarnos el alcance de las estrategias de ingeniería social made in Tavistock, también nos da ejemplos concretos y nos enseña cómo combatir su influencia. Las drogas y la música han sido, desde los rituales primitivos, los métodos más efectivos para aturdir a la población y hacerla obedecer los designios de los poderosos. Según Estulin, el Festival de Woodstock fue una gigantesca operación de control mental orquestada por Tavistock y el FBI. Medio millón de jóvenes consumió durante tres días sustancias alucinógenas seleccionadas por los científicos de Essex y escuchó sin descanso canciones cargadas de mensajes subliminales. El resultado: toda una generación de norteamericanos dispuesta a dejarse conducir dócilmente según los intereses de una élite de multimillonarios durante el resto de sus vidas. El autor analiza a estrellas como Rihanna, Eminem, Britney Spears, Prodigy, Lady Gaga o Fatboy Slim para poner en relieve la abundancia de mensajes subliminales en sus discos. La silueta del diablo, la imagen masónica del tablero de ajedrez y la figura de la mariposa (en alusión al programa Monarch de control mental) se repiten una y otra vez en los videoclips, mientras que las letras de las canciones repiten incesantemente consignas secretas.

Continúa leyendo »

© 2010-2011 del contenido Daniel Estulin.
© 2010-2011 del soporte mentat consultores.
Esta página se ve mejor en navegadores con motor Gecko, WebKit o Presto. En otros navegadores se verá decentemente pero no con el 100% de funcionalidades. Suffusion theme by Sayontan Sinha